• Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai
  • Kanpai


Historia y Personajes Famosos

Situada entre el Macizo Central y los Alpes, a sólo 300 Km. del mar mediterráneo, Lyon supo aprovechar su ubicación geográfica ideal para construir más de 2000 años de una historia fascinante. Hoy en día, se ha convertido en la segunda aglomeración más grande de Francia después de París y en la capital de la potente región Rhône-Alpes. Déjenos introducirlo en el destino y la historia extraordinaria de esta ciudad:

Lyon, Capital de las Galias bajo el Imperio Romano:


Su primer nombre fue Lugdunum, que significa "la colina de la luz" o "la colina del cuervo". Lyon se fundó en la colina de Fourvière como colonia romana en el 43 a. C. por Munacio Planco, lugarteniente de César. Originalmente, su papel se limitaba al ámbito militar, pero este se amplió para incluir la política, la economía, la religión y convertir la ciudad en la Capital de las Tres Galias. Poco después, se construyeron un foro, un teatro, un templo de Cibeles y baños públicos y la ciudad comenzó a extenderse a otros barrios como la Croix Rousse y la zona Presqu'ile.

Cuna del cristianismo en la Galia, Lyon fue testigo de sus primeros mártires en el año 177, con la tortura de Santa Blandine. Al final del siglo III, el declive del Imperio Romano expone a Lugdunum a las invasiones de gran violencia de los bárbaros que perseguían a los habitantes de la parte alta de la ciudad. Lyon fue azotada por los estragos y la inestabilidad política que puso fin a su crecimiento y finalmente perdió su condición de Capital de las Tres Galias.

Edad Media y Nacimiento de una Ciudad Eclesiástica:

Después de un período largo y oscuro, marcado por varias olas de invasiones, la ciudad de Lyon vuelve a florecer en el siglo XI, gracias a su función religiosa, cuando fue nombrada "Primado de las Galias" en el año 1079 bajo el reinado del papa Gregorio VII.
Durante este período, numerosas iglesias, abadías y puentes fueron construidos, como la catedral de Saint-Jean, las abadías de Saint-Paul y Saint Martin d'Ainay. A pesar de las nuevas infraestructuras y el crecimiento del comercio artesanal y de las industrias textil y alimentaria, Lyon sigue siendo modesta en tamaño y mucho más chica de lo que era durante la época galo-romana. A partir de este período la ciudad continúa creciendo, para alcanzar su pico de prosperidad en el período renacentista.

Del siglo XV al Esplendor del Renacimiento (Siglo XVI):

Poco a poco, Lyon se convierte en una ciudad de negocios con la creacion de varias ferias anuales y el desarrollo de los bancos. Al principio del siglo XVI, la industria de la seda hace su aparición bajo el impulso de l rey François 1er que intenta reducir las importaciones provenientes de Italia. Así, Lyon se convierte en una capital europea importante donde los artistas, intelectuales y las élites en general, deciden instalarse.

Durante el siglo XVI, la ciudad da nacimiento al conjunto edilicio renacentista más bello de Francia, en el Vieux Lyon con tesoros arquitectónicos y sus famosas "traboules", pasajes cubiertos que permiten pasar de una calle a otra vía una sucesión de patios interiores. Este barrio fue clasificado patrimonio de la UNESCO en 1998.

La prosperidad económica y cultural de Lyon fue desestabilizada por la Reforma y las guerras entre católicos y protestantes. La ciudad fue escenario de la violencia masiva contra los hugonotes en el Día de la Masacre de San Bartolomé en 1572. Las familias de los bancarios italianos regresaron nuevamente a Italia, mientras que los editores emigraron hacia Ginebra. Enrique IV logra calmar a la población con el nombramiento de un intendente y la celebración de su boda con María de Médicis en la Catedral Saint Jean en el año 1600.

Siglo XVII a la Revolución Francesa (1789):

En el siglo XVII, Lyon recuperó la prosperidad gracias a la Edad de Oro de la seda y la industria del vestido. Lyon tenía la mayor concentración de trabajadores en todo el país para abastecer a los ricos con ropas y las decoraciones de interiores.

En el siglo XVIII, la capital de la seda era conocida en toda Europa y la ciudad, comenzó a dotarse de hospitales, plazas y edificios impresionantes como el Hotel de Ville, el Hôtel Dieu, etc. Arquitectos brillantes como Germain Soufflot, Michel-Antoine Perrache y Morand influencian la modernización urbana de Lyon y diseñan los nuevos barrios.

En vísperas de la Revolución, Lyon participó en la época de la "Luces" con avances científicos, como la ascensión del primer globo de aire caliente (Montgolfier), los descubrimientos del físico Ampère (1775-1836) quien inventó las unidades para medir la electricidad y el establecimiento de la primera escuela de veterinaria en Europa.

La Revolución Francesa puso fin a este período de calma y prosperidad. La ciudad fue juzgada por la Convención como perteneciente a la realeza y marcada en el mapa por esta línea infame "Lyon n'est plus" (Lyon no es más), y ordenando la destrucción de algunos edificios de la Place Bellecour y el fusilamiento y decapitación de 2000 personas.

Cuidad Industrial en el siglo XIX:

A principios del siglo XIX, el propio Napoleón ordena la reconstrucción de todos los edificios destruidos durante la Revolución Francesa y hace de la industria de la seda de Lyon un elemento esencial de la economía francesa.

Joseph Marie Jacquard revolucionó la industria textil inventando un telar mecánico capaz de realizar el trabajo de seis obreros. En busca de más espacio, los talleres se trasladan a la colina de la Croix-Rousse, haciendo así crecer la ciudad hacia al norte y al este. Otra innovación importante que cambio la industria de la indumentaria fue la máquina de coser inventada en 1829 por Barthelemy Thimonnier.

En 1831, los "Canuts" (obreros de la seda), organizan la primera revuelta que finalizaría en un gran derramamiento de sangre, frente a la negativa de los fabricantes textiles de acordar un tiempo mínimo de trabajo personalizado. Estos levantamientos se prolongaron hasta 1870, fecha en la que comienza la decadencia de la industria de la seda, como causa de la competencia extranjera y la invención de la seda sintética.

En 1862, fue construido el primer funicular urbano de ferrocarril en el mundo que comunicaría Lyon y la colina de la Croix-Rousse.

En la década de 1870 y hasta la Revolución Industrial, Lyon sentará las bases necesarias para el desarrollo de industrias químicas, mecánicas y farmacéuticas con nombres famosos como Rhone Poulenc, Berliet, Marcel Mérieux.En 1895, los hermanos Lumière inventan el cinematógrafo y proyectan la primera película en la historia del cine: "Salida de la fabrica”.

A lo largo del siglo XIX, Lyon, es testigo de una evolución arquitectónica importante con la construcción de la Casa de la Ópera, el Palacio de Justicia, La Bolsa de Comercio, el Parque Urbano de la Tête d'Or, la Basílica de Fourvière, etc.

Desde el siglo XX a la actualidad:

Durante la primera mitad del siglo XX, el alcalde de Lyon, Edouard Herriot, prosigue los trabajos de remodelación de la ciudad para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Durante su mandato (1905-1957), numerosos edificios públicos fueron construidos bajo la dirección del arquitecto Tony Garnier (1869-1948). El diseña varios edificios entre ellos el estadio Gerland, el hospital de Granges Blanche, y el Matadero de Animales hoy transformado en Centro de Eventos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Lyon gracias a su ubicación, como frontera entre la zona ocupada y la zona libre se convierte en el centro de la resistencia francesa dirigida por Jean Moulin. Quien será detenido y torturado en 1943 en la sede de la Gestapo, sitio actual del Museo de la Resistencia.

Los años de posguerra marcaron el comienzo de una carrera hacia la modernidad, el desarrollo de las infraestructuras de transporte (metro, tren de alta velocidad, etc.) y la construcción de un nuevo barrio de negocios en 1960, llamado Part-Dieu.

El aeropuerto de Satolas fue rebautizado en 2000 como Aeropuerto de Lyon Saint Exupery en homenaje al famoso aviador y escritor lionés (1900-1944), autor del tan celebre libro "El Principito”.

Los últimos desarrollos urbanos importantes fueron el Palacio de Congresos de Lyon, en la Ciudad Internacional, diseñado por el arquitecto Renzo Piano y la transformación de las orillas del río Ródano en un agradable paseo costanero.Hoy en día, Lyon es una ciudad internacionalmente conocida y elogiada por su gastronomía, artes, artesanías, cultura, pero sobre todo la calidad de vida que ofrece a sus habitantes.

 

 

 

 

SUGERENCIAS
DE TOURS DIARIOS

Public Tour

The Original Syrah

Annecy & Perouges

Beaujolais Golden Stones
Gourmet Escape

Lyon City Sights

Minibus Transfers

Volver Página Principal